Bloque 3: Ley de ohm. Potencia eléctrica y energía

LA LEY DE OHM

La Ley de Ohm, postulada por el físico y matemático alemán Georg Simon Ohm, es una de las leyes fundamentales de la electricidad y relaciona entre sí las tres magnitudes eléctricas fundamentales anteriormente estudiadas.

Debido a la existencia de materiales que dificultan más que otros el paso de la corriente eléctrica a través de los mismos, cuando el valor de su resistencia varía, el valor de la intensidad de corriente también varía de forma inversamente proporcional. Es decir, a medida que la resistencia aumenta la corriente disminuye y, viceversa, cuando la resistencia al paso de la corriente disminuye la corriente aumenta, siempre que para ambos casos el valor del voltaje se mantenga constante.

Por otro lado y de acuerdo con la propia Ley, el valor del voltaje es directamente proporcional a la intensidad de la corriente; por tanto, si el voltaje aumenta o disminuye, la intensidad de corriente que circula por el circuito aumentará o disminuirá en la misma proporción, siempre y cuando el valor de la resistencia conectada al circuito se mantenga constante.

 

 

En consecuencia, la fórmula matemática que representa la Ley de Ohm, y por tanto la relación entre las tres magnitudes eléctricas fundamentales es:

V = I • R, siendo V= Voltaje (voltios), I= Intensidad (amperios), R= Resistencia (ohmios)

Despejando de esta fórmula podemos obtener otras dos expresiones de la Ley de Ohm:

I = V / R

R = V / I

El siguiente triángulo nos puede servir para recordar las distintas expresiones de la Ley de Ohm.

 

 
Haz click en el siguiente enlace para ver ejemplos de aplicación de la Ley de Ohm. 

POTENCIA ELÉCTRICA Y ENERGÍA

La potencia eléctrica mide de la cantidad de energía eléctrica que un receptor consume en un tiempo dado.
Su unidad es el vatio (W), un múltiplo del vatio es el Kilovatio, 1 KW = 1000 W.
Dado un receptor eléctrico (bombilla, motor, resistencia) sometido a un voltaje V y por el que circula una intensidad de corriente I, la potencia que consume es:

P = I • V, siendo P= Potencia (vatios), I= Intensidad (amperios), V= Voltaje (voltios)

En nuestras casas pagamos el "recibo de la luz" dependiendo de la cantidad de energía eléctrica que hayamos consumido. Pagaremos más o menos dependiendo de que hayamos tenido más o menos electrodomésticos conectados durante un tiempo dado. Esta energía eléctrica que nosotros consumimos se ha producido en algún tipo de central de producción de energía. Allí han transformado otra forma de energía en energía eléctrica. La unidad de energía eléctrica más utilizada es el kilovatio por hora (KW·h) y se define como la energía consumida por un aparato de 1 KW de potencia funcionando durante 1 hora. La expresión mátemática de la energía es:

E = P • t, siendo E= Energía (KW·h), P= Potencia (Kilovatios), t= tiempo (horas)

Haz click aqui para ver ejemplos de cálculo de potencia, energía y coste de la factura de la luz.